Es probable que hayas escuchado hablar de Criptomonedas y Bitcoins, y de cómo se utilizan cada vez más para pagar no solo en pequeñas compras, sino en grandes inversiones. Sin embargo, puede que tengas dudas sobre la tributación de Criptomonedas y no sepas qué impuestos hay que pagar y cómo. Te contamos lo esencial sobre el tema.

¿Qué es una Criptomoneda y qué ventajas tiene?

Para comenzar desde el principio, lo primero que debes saber es qué es una Criptomoneda. Una criptomoneda es una moneda virtual que puede ser intercambiada por otras monedas tradicionales y utilizada como medio de pago o inversión. La Criptomoneda más conocida es el Bitcoin que nació en el año 2009, pero posteriormente han aparecido otras como Litecoin, Ethereum, Ripple y Bitcoin Cash, entre otras.

Las características de las Criptomonedas son las siguientes:

  • Se pueden utilizar como sistema de pago o como inversión.
  • No están sometidas al control de un Gobierno o de una entidad financiera.
  • Funcionan mediante la tecnología denominada Blockchain o cadenas de bloques, diseñadas para evitar modificaciones.
  • Se garantiza la seguridad y la integridad y equilibrio de sus estados de cuentas.

¿Por qué utilizar Criptomonedas?

La utilización de Criptomonedas tiene diversas ventajas como las siguientes:

  • Se reducen los gastos de cada transacción ya que no hay intermediarios.
  • Los pagos por internet son más rápidos, puesto que cuando se paga con una Criptomoneda el pago se recibe por el vendedor en unos minutos.
  • No existe la necesidad de que haya agentes financieros o terceros para realizar la operación.

Por lo tanto, con las Criptomonedas podemos obtener un beneficio tanto si nos pagan con ellas como si las compramos como inversores y ese beneficio tendrá que tributar.

Tributación de Criptomonedas en la declaración de la renta (IRPF)

En el caso en que vendas o compres Bitcoins  u otras Criptomonedas y obtengas un beneficio o sufras una pérdida, de cara a la declaración del IRPF,  se considera ganancia o pérdida patrimonial y tendrás que sumarla al resto de ganancias y pérdidas patrimoniales que tengas, por ejemplo, trabajo por cuenta ajena, trabajo por cuenta propia o pensiones, entre otras.

La ganancia se obtendrá calculando la diferencia entre el precio que hayas pagado por las Criptomonedas y el precio por el que las vendas. Ese importe lo tendrás que sumar al resto de ganancias y aplicar el porcentaje que corresponda según las tablas del IRPF.

En el caso en que, por ejemplo, hayas comprado como inversión Bitcoins y hayas perdido dinero, podrás restar la pérdida a otras ganancias que hayas tenido.

Modelo 720: bienes y derechos en el extranjero y Criptomonedas

En principio en cuando a la tributación de Bitcoins y otras Criptomonedas cabe la duda de si se tienen que incluir en el modelo 720 (declaración informativa de bienes y derechos en el extranjero). En principio, parece que no encajan en las categorías establecidas en la Ley General Tributaria cuando regula este modelo. No obstante, habrá que esperar la evolución de sentencias que se dicten por los tribunales y las resoluciones de la Dirección General Tributaria, para conocer la situación exacta.

Impuesto de sucesiones y donaciones

Si, por ejemplo, recibes una donación en Bitcoins o alguien fallece y heredas Bitcoins tendrás que declarar en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, teniendo en cuenta las exenciones y bonificaciones que se regulen en cada Comunidad Autónoma.

En el caso en que poseas Criptomonedas y tengas dudas sobre la forma de declararlas, puedes ponerte en contacto con nuestros expertos en el área fiscal y tributaria y te asesorarán para resolver tus dudas.