A partir del 1 de enero de 2015 se comenzaron a aplicar en base a la Ley de Impuesto de Sociedades dos conceptos que permiten pagar menos a las empresas. Te contamos los aspectos más importantes de las reservas de nivelación y capitalización.

Reservas de nivelación

En base al artículo 105 de la Ley del Impuesto de Sociedades las empresas de reducida dimensión (aquellas que tengan un importe neto de cifra de negocios en el periodo impositivo anterior inferior a diez millones euros) que apliquen el gravamen del 25%, podrán minorar su base imponible positiva hasta en un 10%.

La reducción de la base imponible que se realice no podrá ser superior a un millón de euros. En el caso en que el periodo impositivo tenga una duración inferior a un año se calculará la parte proporcional de ese millón de euros.

Básicamente lo que se hace es realizar una compensación retroactiva de bases imponibles negativas, que solo puede ser aplicada, tal y como comentábamos  a las empresas de reducida dimensión.

El objetivo que se persigue es aumentar la capitalización de las empresas rebajando la fiscalidad de las sociedades que obtengan beneficios y en lugar de repartirlos entre los socios como dividendos, los destinen a reservas. tweet

Reservas de capitalización

Están reguladas en el artículo 25 de la Ley del Impuesto de Sociedades que establece que los contribuyentes que tributen al tipo de gravamen del 25 o del 30% tendrán derecho a una reducción en la base imponible del 10% del importe del incremento de sus fondos propios. Para poder aplicar es ta deducción se tendrán que cumplir una serie de requisitos que son los siguientes:

  • Que el importe del incremento de los fondos propios de la entidad se mantenga durante un plazo de cinco años desde el cierre del periodo impositivo al que corresponda esta deducción, salvo que existan pérdidas contables en la entidad.
  • Que se dote una reserva por el importe de la reducción, que deberá figurar en el balance con absoluta separación y título apropiado y será indisponible por un plazo de 5 años.

En base a lo establecido en el citado artículo, no se entenderá que se ha dispuesto de la reserva en los siguientes supuestos:

  • En el caso en que el socio ejerza su derecho a separarse de la entidad.
  • En el supuesto en que la reserva se elimine por aplicación del régimen fiscal de las fusiones, escisiones, aportaciones de activos, canje de valores y cambio de domicilio social de una sociedad Europea una Sociedad Cooperativa Europea de un Estado miembro de la UE.
  • En el caso en que la entidad tenga que aplicar la reserva por aplicación de una obligación legal.

El derecho a la reducción no puede superar el importe del 10% de la base imponible positiva del periodo impositivo previa a la reducción, a la integración del artículo 12.11 de la Ley del Impuesto de Sociedades y a la compensación de bases imponibles negativas.

¿Hemos solucionado tus dudas? ¿Quieres aportar algo más a este post? Siéntete libre de comentarlo o aportar más datos para enriquecerlo. Si, por el contrario, necesitas ayuda en tu planificación fiscal o saber como afectan las reservas de nivelación y capitalización  en tu caso concreto, no dudes en ponerte en contacto con nuestro departamento de asesores fiscales o en el formulario de contacto de nuestro servicio de asesoría fiscal.