Para evitar el fraude fiscal en determinadas transacciones mercantiles y de otro tipo, las normas españolas regulan el concepto de operaciones vinculadas. En este post te queremos dar 5 tips para que sepas lo que son y cómo se deben declarar.

¿Qué son las operaciones vinculadas?

Las operaciones vinculadas se regulan en el artículo 18 de la Ley del Impuesto sobre sociedades. Se pueden definir como aquellas operaciones realizadas entre personas o entidades entre las que existe una relación.

¿Cuándo se considera que existe una vinculación?

Según la Ley del Impuesto sobre sociedades se considera que existe vinculación en los siguientes casos:

  • Entre una entidad y sus socios o partícipes.
  • Entre una entidad y sus socios o administradores.
  • Entre una entidad y los cónyuges o personas unidas por relación de parentesco en línea directa o colateral por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado de los socios o partícipes, consejeros o administradores.
  • Entre dos entidades que pertenezcan al mismo grupo.
  • Entre una entidad y los consejeros o administradores de otra entidad, cuando las dos entidades pertenecen al mismo grupo.
  • Entre una entidad y otra participada por la primera de forma indirecta en, al menos el 25% del capital social o de los fondos propios.
  • Entre dos entidades en las que los mismos socios, partícipes, sus cónyuges, o parientes participen, directa o indirectamente en, al menos, el 25% del capital social o los fondos propios.
  • Entre una entidad que reside en España y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

¿Qué son los precios de transferencia o transfer pricing?

La ley establece que las operaciones entre entidades o personas vinculadas se valorarán conforme al precio de mercado. Esto supone que el precio de las transacciones que se realicen entre personas o entidades vinculadas, no podrá ser alterado, al alza o a la baja, como consecuencia de la existencia de la vinculación.

¿Qué es el precio de mercado?

Otro concepto fundamental para las operaciones vinculadas es el precio de mercado. Se considera que es el precio que establecerían las partes de una transacción en las condiciones en que se respete la libre competencia.

¿Qué modelo hay que presentar, cómo y en qué plazo?

Para declarar las operaciones vinculadas se debe presentar el modelo 232 o Declaración informativa de operaciones vinculadas y de operaciones y situaciones relacionadas con países o territorios considerados paraísos fiscales.

El modelo 232 se presenta de forma telemática y el plazo de presentación es del 1 al 30 de noviembre de cada año.

Como consecuencia de todo lo anterior, la regulación de las operaciones vinculadas tiene efectos:

  • Contables, ya que se aplica la normativa sobre contabilidad y las normas internacionales relativas a los precios de transferencia.
  • Fiscales, ya que se deberá informar a hacienda de determinadas operaciones vinculadas con el modelo 232.
  • Económicos, puesto que se deberá analizar exhaustivamente cada operación para ver si existe una vinculación de las reguladas en la ley.

En el caso en que tu empresa realice operaciones vinculadas o tengas dudas sobre las mismas, es importante que consultes con un experto fiscal que te asesore sobre tus obligaciones fiscales.