Con la libre circulación de trabajadores que existe en la Unión Europea, cada vez son más las personas que se desplazan a trabajar temporalmente a España. Para estas situaciones existe un régimen especial para trabajadores desplazados. En este post te hablamos de ese régimen y te contamos para qué se utilizan los modelos 149, 150 y 151.

Régimen especial de trabajadores desplazados

El régimen fiscal especial que se aplica a los trabajadores desplazados a territorio Español se regula en el artículo 93 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que establece que las personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España por un desplazamiento a nuestro país, podrán optar por tributar por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes, manteniendo la condición de contribuyentes por el IRPF, durante el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y durante los 5 periodos impositivos siguientes, cuando se cumplan las siguientes condiciones:

  • Que no hayan sido residentes en España durante los 10 periodos impositivos anteriores.
  • Que el desplazamiento se produzca por:
    • Un contrato de trabajo.
    • Por ser administrador de una entidad.
  • Que no obtengan rentas que se califiquen como obtenidas mediante un establecimiento permanente en España.

Modelos 149, 150 y 151

Veamos para qué sirve cada uno de estos modelos:

  • El modelo 149 se utiliza para comunicar a Hacienda la opción por el régimen especial de los trabajadores desplazados, la renuncia al mismo, la exclusión y la fecha en la que termina el desplazamiento.
  • El modelo 150 se utiliza para la declaración del IRPF en los casos de contribuyentes que hayan optado por este régimen antes del 1 de enero de 2015. Deben presentar este modelo los contribuyentes del IRPF a los que se aplique el régimen especial de trabajadores desplazados a territorio español en los siguientes casos:
    • Declaraciones que correspondan al ejercicio 2015 y restantes hasta que finalice la aplicación del régimen, solo en el caso de contribuyentes que hayan optado por aplicar el régimen especial en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2014.
    • Declaraciones extemporáneas que correspondan al año 2014 o años anteriores.
  • El modelo 151 es el que se utiliza para declarar el IRPF desde el 1 de enero de 2015, fecha en la que cambia la normativa y, por lo tanto, el modelo a presentar.

Por lo tanto, los contribuyentes que se hayan desplazado a territorio español antes del 1 de enero de 2015 pueden elegir si aplican el régimen especial regulado actualmente en la Ley del IRPF o seguir aplicando (si ya se aplicó en el año 2014) el régimen especial según la normativa anterior.

En definitiva, en el caso en que seas un trabajador desplazado a España durante un tiempo, es importante que te informes, con un asesor fiscal experto, sobre la forma de tributar en España por los beneficios que obtengas. De esta forma evitarás sanciones e inspecciones de la Agencia Tributaria Española.