La decisión de crear estructuras societarias internacionales supone una serie de ventajas y desventajas que hay que estudiar antes de la creación. En este post te detallaremos qué son las estructuras societarias internacionales, qué es un holding empresarial y qué ventajas aporta.

Aunque todos entendemos lo que es una empresa, lo cierto es que cada empresa es un mundo y puede tener una dimensión u otra, desarrollar diversos tipos de actividades, actuar en mercados diferentes y adoptar formas distintas.

¿Por qué es importante una estructura societaria adecuada?

Cuando una organización elige la estructura societaria adecuada para cada momento:

  • Podrá beneficiarse de ventajas fiscales.
  • Dará una mejor imagen frente a sus clientes y proveedores.
  • Optimizará la utilización de sus recursos.
  • Obtendrá un mayor beneficio a menor coste.
  • Diversificará el riesgo.

Por ejemplo, puede darse el caso de que una empresa que realice varias actividades, cree una sociedad para cada actividad, de esta forma se limita la responsabilidad a cada rama de actividad.

¿Qué es una estructura societaria internacional?

Por lo general, una estructura societaria internacional supone la existencia de una sociedad matriz en un país (España, por ejemplo), que posee la totalidad o parte de las acciones de otras sociedades en uno o varios países extranjeros.

Dependiendo del número de acciones que tenga la sociedad matriz, ejercerá más o menos control sobre el resto de sociedades.

Con el grupo de sociedades se forma lo que se llama holding empresarial. Este concepto se regula en el Código de Comercio que establece que existe un grupo cuando una sociedad ostenta el control de otra u otras sociedades. Se entiende que existe ese control cuando:

  • Tiene la mayoría de los derechos de voto.
  • Puede nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.
  • Puede disponer, por acuerdo con terceros, de la mayoría de los derechos de voto.
  • Ha designado con sus votos a la mayoría de los miembros del órgano de administración.

¿Qué ventajas y desventajas de una estructura tipo holding?

Una estructura societaria tipo holding tiene diversas ventajas que pueden ser las siguientes:

  • Es más fácil la toma de decisiones, por lo que no habrá bloqueos.
  • En algunos casos, se pueden compensar las pérdidas de una sociedad con las ganancias de otra.
  • Podrá beneficiarse de ventajas fiscales como la consolidación fiscal, bonificaciones o deducciones.
  • Se puede tener una estrategia de grupo que permitirá adaptarse mejor a los cambios y crecer.

Por lo que se refiere a las desventajas, serán las siguientes:

  • Puede convertirse en un grupo que controle todo el mercado y no permita que haya libre competencia.
  • Los grupos de empresas o los holdings no son adecuados para cualquier situación o empresa, por lo que es necesario un análisis pormenorizado de la actividad, el tipo de cliente, la fiscalidad, la normativa aplicable etc.

Si necesitas ayuda para saber qué tipos de estructuras societarias existen y cuál es la que mejor se adapta a tu negocio puedes contactar con nuestra Asesoría Fiscal, dejar un comentario en este artículo o enviar un correo a nuestro Departamento Fiscal.