El llamado cheque guardería se trata de una prestación adicional a las ya existentes deducciones por maternidad, con efectos desde el 1 de enero de 2018, que consiste en la deducción por gastos de guardería.

¿Quién puede acogerse al cheque guardería?

Los requisitos para disfrutar de esta prestación son:

  • Ser madre trabajadora (por cuenta propia o ajena) y estar dada de alta en el régimen de la Seguridad Social o una mutualidad alternativa.
  • Tener hijos menores de 3 años con derecho al mínimo familiar por descendiente que determina el Artículo 58 de la Ley 35/2006.
  • Satisfacer, en el período impositivo, gastos de custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

En caso de fallecimiento de la madre, o cuando la custodia se atribuya exclusivamente al padre y cumpla los requisitos previamente mencionados, el padre podrá recibir el cheque guardería.

¿Qué es considerado gasto de custodia?

Se entienden como gastos de custodia aquellas cantidades pagadas a guarderías y centros de educación infantil por:

  • Preinscripción y matrícula de los menores
  • La asistencia en horario general y ampliado
  • La alimentación

Esto es aplicable siempre que se hayan producido por meses completos y no tuvieran la consideración de rendimientos del trabajo en especie especificados en el Artículo 42 de la Ley 35/2006.

¿De qué importe estamos hablando y cómo se solicita?

La cantidad a percibir en el cheque guardería es de un máximo de 1.000 euros anuales en el caso de que se cumplan los requisitos en todos los meses del año, de no ser así, se percibirá la parte proporcional.

En esta ayuda para los gastos de guardería, se toma como límite para cada hijo, tanto:

  • las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo con posterioridad al nacimiento o adopción,
  • como el importe total del gasto efectivo no subvencionado satisfecho en dicho período a la guardería o centro educativo en relación con ese hijo.

Esta deducción la solicitarán las madres trabajadoras mediante la declaración de la renta, cumplimentando la casilla que corresponde a la nueva deducción.

 

¿Qué pasa cuando el menor cumple 3 años?

Las madres podrán aplicarse la deducción hasta el mes anterior de que el menor empiece el segundo ciclo de educación infantil independientemente de que antes de que esto suceda, el menor haya cumplido los 3 años.

Es decir, si por ejemplo tu hijo cumple 3 años en febrero de 2019, podrás recibir la deducción hasta el mes de agosto de 2019.

 

Si te encuentras en esta situación y quieres que en la declaración de la renta de 2018 se te aplique la deducción por gastos de guardería, contacta con un asesor fiscal.