Si el año pasado invertiste en bitcoins, por ejemplo, te preguntarás cómo tributan las criptomonedas en la declaración de la renta y cómo se incluyen. Resolvemos tus dudas.

Las criptomonedas o monedas virtuales nacieron como una forma de pago alternativa a las monedas tradicionales como los euros, los dólares y las libras. Sin embargo, con el paso del tiempo se han convertido en una manera de invertir.

Pero no podemos olvidar que las criptomonedas son consideradas por la Agencia Tributaria como un medio de pago y también como una forma de inversión, por lo que tendrás que tributar en la declaración de la renta.

¿Cómo tributan las criptomonedas en la declaración de la renta?

En el caso en que compraras criptomonedas y las vendieras el año pasado, obteniendo un precio diferente al que pagaste cuando las compraste, tendrás que incluir la transacción en la declaración de la renta como una ganancia o pérdida patrimonial y se sumará al resto de ganancias o pérdidas. Es decir, funcionan de forma parecida a cuando se realiza una inversión en bolsa.

En el caso en que no declares el beneficio o la pérdida obtenidos con la venta de las criptomonedas y seas requerido por la Agencia Tributaria para hacerlo, te podrán imponer un recargo y los intereses de demora.

Para saber qué declarar en la renta simplemente tendrás que calcular la diferencia entre el valor con el que compraste las criptomonedas y el valor con el que las vendiste, restando los gastos (comisiones, por ejemplo).

Lo mismo ocurre si tienes un negocio y aceptas criptomonedas como medio de pago. Puede que decidas pagar con ellas a su vez o conservarlas para ver si aumenta su valor. En este segundo caso, las tendrás que declarar en la renta.

Si pierdes dinero con las criptomonedas podrás deducir el importe que hayas perdido del resto de ganancias patrimoniales que hayas obtenido.

No obstante lo anterior, al invertir en criptomonedas puede que te retengan en concepto de IRPF (aunque es habitual que no se haga) por lo que habrás hecho pagos a cuenta que deberás considerar a la hora de hacer la declaración.

Un ejemplo de las criptomonedas en la declaración de la renta

Para que quede más claro, te damos un ejemplo muy sencillo. Si compras criptomonedas por un importe de 2.000 euros y las vendes por 3.000 habrás obtenido una ganancia patrimonial de 1.000 euros que tendrás que sumar al resto de ganancias patrimoniales que hayas obtenido durante el año (salarios por ejemplo) y aplicar el tipo que corresponde a las rentas del ahorro.

Las criptomonedas y el Impuesto sobre el Patrimonio

En el caso del Impuesto sobre el Patrimonio también habrá que incluir los bitcoins o criptomonedas que tengamos como si se tratase de una inversión en bolsa, tal y como hemos visto en la declaración del IRPF.

Si tienes alguna duda sobre cómo tributan los bitcoins y otras criptomonedas, puedes ponerte en contacto con nosotros para que resolvamos todas tus dudas.