El libro de visitas de la inspección de trabajo ha sido uno de los grandes engorros que debían soportar las empresas. Era obligatorio tenerlo disponible para presentarlo cuando un inspector lo pidiera. El estado era consciente de ello, por eso a las empresas creadas a partir del 2013 no estaban obligadas a tenerlo.

Desde entonces, toda la información se actualizaba telemáticamente, lo que hacía el proceso más sencillo. Antiguamente si un inspector quería saber esos datos te pedía el libro de visitas, que normalmente estaba llenando polvo en alguna estantería o cajón.

La nueva diligencia dicta que los inspectores deberán acceder a los datos a través de internet, lo que elimina la obligatoriedad de tener el libro de visitas, con indiferencia de la fecha en que se haya creado la empresa.

¿Qué debe hacer la empresa?

A partir de ahora la empresa no tiene que hacer nada, ya que se traslada a la inspección de trabajo la tarea de actualizar los datos a través de internet. Era lo más lógico ya que son ellos quienes realizan la inspección.

Se realizará a través de lo que se conoce como libro de visitas electrónico y permitirá ahorrar 700 millones de euros a las empresas, que tal y como están las cosas es de agradecer.

Puede parecer un cambio pequeño, pero la realidad es que simplificará mucho las cosas.

En Ilia Consultoria nos alegramos de que por fin el Ministerio de Trabajo haya extendido y aplicado la norma a todas las empresas, con indiferencia de su fecha de creación. Era algo necesario para agilizar el proceso de inspección y hacer las cosas bien.

Si necesitas saber más puedes consultar nuestro servicio de Asesoría Laboral.