El pasado 27 de diciembre, Arnau Moranta, director Ilia Consultoría intervino como invitado del programa de radio “Club21. El club de las mentes inquietas“, dirigido y presentado por David Escamilla, de la emisora Ràdio4 (RNE). Se puede descargar el audio entero desde la web oficial o escuchar la versión editada desde aquí:

De una manera distendida, Arnau, aficionado a la mitología griega, explicó a los oyentes que el nombre de la empresa proviene del topónimo griego Ilion, Troya en latín. De hecho, sus hijas también tienen nombres griegos.

Ilia Consultoria hace un trabajo de toda la vida: asesoría fiscal, laboral, contable y legal, pero aprovechando la tecnología que permite ofrecer precios más competitivos. Es una empresa joven y muy tecnológica, donde el papel ha sido sustituido por el archivo digital de toda la documentación de los clientes y la contabilidad se realiza de forma automatizada. Alguna vez cuesta hacer entender a algún cliente que no es necesario conservar facturas en papel, que las sigue guardando en un archivo físico. En cambio, la gente menor de 50 años lo ve más claro. También hay que explicar la automatización contable reduce los errores en un 90%: se equivoca mucho más una persona escribiendo números en un ordenador que una máquina interpretando datos a través de un lector OCR.

“Si entras en nuestro despacho, no encontrarás papeles.”

Esta asesoría fiscal ha conseguido más de 250 clientes en el último año y continúa creciendo de forma exponencial. Cada cierto volumen de nuevas cuentas se incorpora un nuevo asesor fiscal al equipo de Ilia Consultoría que hace de interlocutor único con el cliente, de forma que se crea un vínculo de confianza y es posible conocerlo mejor.

“Tenemos clientes contentos y fieles, eso nos gusta”.

El porcentaje de cliente internacional en Ilia Consultoría es importante porque hablamos idiomas, aunque la mayoría es de aquí.

Ilia Consultoría está al servicio de muchas empresas, en especial de pymes, a las que quiere ayudar a mejorar. Por ello, trabaja a partir de la ética y de la confianza, del beneficio mutuo (win-win), pues la forma de hacer negocio es ayudar a alguien, aportando valor a otra empresa y que funcione mejor.

“Como acompañamos a los clientes en sus proyectos, tenemos la suerte de ver muchos casos de éxito y la parte de consultoría es la que más nos gusta.”

Usan la tecnología para los trabajos más pragmáticos, básicamente para la contabilidad o los trabajos que son del día a día. Esto les permite tener más tiempo e invertir estos recursos humanos disponibles en consultoría, a analizar el cliente, a ver cómo va la empresa, a conseguir un ahorro fiscal, a hacer dos pequeñas auditorías anuales (una al final del primer semestre y la otra a final de año) y explicarles qué pueden hacer para mejorar, cómo acabar mejor el año u optimizar la fiscalidad. El cliente valora mucho más esto que la parte contable.

“Nuestro valor añadido es el análisis del cliente y las propuestas de mejora que le ofrecemos. Esto lo valoran mucho.”

El secreto de Ilia Consultoría es el aprendizaje continuo y no estar nunca quieto, conservar la inquietud por querer mejorar las cosas, cambiarlas.

“Es un rasgo común a los emprendedores la idea de intentar hacer las cosas mejor de cómo se están haciendo hasta ahora, sino no tiene sentido llevar un proyecto adelante.”

Si necesitas saber más puedes consultar nuestro servicio de Asesoría Fiscal.