Una ampliación de capital puede ser la única manera de mantener la viabilidad de tu empresa. Las crisis económicas ponen en peligro la sostenibilidad de las compañías, por eso hay que estar atento y dispuesto a llevar a cabo las operaciones necesarias para no fracasar.

Buscar nuevos socios para seguir adelante es algo que tarde o temprano casi todos los emprendedores se ven obligados a hacer. Las empresas suelen tener altibajos, y en ocasiones es necesario inyectar liquidez para subsistir, pero también es habitual hacerlo para seguir creciendo.

Motivos para llevar a cabo una Ampliación de Capital

  • Pérdidas: cuando la empresa está perdiendo dinero y necesita capitalizarse para seguir operando. Puedes dejar hundir la empresa, pero en el caso que creas que pueden solucionarse los problemas es interesante buscar nuevos socios.
  • Para crecer: para crecer es necesario ampliar la infraestructura de tu empresa, es la única forma de que puedas hacer frente a los nuevos retos. No tengas reparo en buscar nuevos socios si quieres aprovechar el tirón del momento.

En el fondo, siempre se hace para capitalizar la empresa y poder seguir operando. No hay que tener miedo a buscar nuevos colaboradores, todas las empresas de éxito lo han tenido que hacer en algún momento.

Es posible que seas reticente a dejar entrar nuevos socios, posiblemente porque tu empresa es tu juguete favorito y lo quieres sólo para ti. Eso es algo muy normal, casi todos los emprendedores se preguntan lo mismo cuándo llega el momento de decidir sobre la posible ampliación de capital de su empresa:

¿No perderé el control de mi empresa?

La verdad es que esa posibilidad existe, pero no vas a perder el control a no ser que vendas más de lo necesario. Puedes llevar a cabo una pequeña ampliación y mantener control.

Evidentemente si vendes más de la mitad lo perderás, pero en el mundo de los negocios todo se puede pactar. Dependerá de los acuerdos a los que llegues durante el proceso de venta. Siempre tendrás tus derechos como accionista, eso no lo perderás en ningún caso.

Algunos piensan que ampliar el capital de una empresa significa quedarse con el dinero que aportan los nuevos socios a cambio de las acciones, pero no siempre es así, normalmente el dinero se usa para capitalizar la empresa. Existen varios tipos de ampliación de capital.

Tipos de Ampliación de Capital

Existen tres formas muy distintas de realizar una ampliación de capital:

  • Valor nominal: se aumenta el valor de las acciones y se canjean por las antiguas. Se suele hacer para aumentar el valor de la empresa.
  • Emisión de nuevas acciones: se emiten nuevas acciones. Se permite acudir a cualquiera a la ampliación , pero se ofrecen antes a los accionistas para que puedan mantener el porcentaje que tenían.
  • Compensación de créditos: cuando se tienen acreedores. Puedes ofrecer acciones a cambio de las deudas., en este caso los acreedores se convertirían en accionistas de tu empresa.

Todas están pensadas para dotar de nuevos fondos a la empresa y darle una mayor competitividad en el mercado.

Conclusiones

Llevar a cabo una ampliación de capital es una forma muy interesante de capitalizar tu empresa para seguir creciendo, o para salvarla en caso de crisis.

Ten en cuenta que todo negocio requiere tiempo y dedicación. No dejes caer tu empresa porque quieres seguir siendo el único dueño. Rodéate de socios que compartan tu filosofía y la de tu compañía para triunfar en los negocios.

Ahora ya sabes un poco más sobre las ampliaciones de capital, no tengas miedo y contacta con nosotros para que te ayudemos a llevarla a cabo. Nuestros expertos harán que quedes satisfecho y puedas seguir operando con tu empresa con la tranquilidad de haberte capitalizado antes.