Existen varias maneras de mejorar tu Ahorro Fiscal para que puedas aprovechar las posibilidades que te ofrece la Agencia Tributaria y así conseguir sacar el máximo partido a sus bonificaciones para pagar menos impuestos.

A pesar de que en la última reforma fiscal se eliminaron algunas de las bonificaciones, puedes aprovechar las deducciones que siguen vigentes para disminuir tu carga fiscal.

El desconocimiento hace que la gente no siempre se desgrave lo que le corresponde, con la perdida económica que eso conlleva. Conocer las posibilidades que te ofrece la Agencia Tributaria te ayuda a hacer frente a tus obligaciones fiscales con las garantías necesarias.

¿Sabías que con un plan de ahorro fiscal adecuado puedes ahorrar hasta un 30 % más que sin él?

A continuación te contamos cuatro formas de ahorrar impuestos casi sin esfuerzo.

1-Planes de pensiones

Los planes de pensiones son una forma muy interesante de desgravar porque te permiten ahorrar en la declaración de la renta a la vez que inviertes en tu futuro. Con la actual situación del fondo de previsión de la Seguridad Social, es algo muy recomendable, ya que no sería de extrañar que las pensiones de jubilación sean cada vez más bajas.

En este sentido, se estima que por 4.000 € invertidos en un plan de pensiones puedes llegar a desgravarte hasta 750 €. En el caso de que tu sueldo supere los 60.000 €, la cifra se acercaría a los 2.000 € .

Es evidente que se trata de una fórmula que premia los sueldos más altos, pero como ves todos pueden aplicarse alguna deducción. Por eso, es muy recomendable invertir en planes de pensiones.

2-Vivienda

Existen varias maneras de ahorrar a través de un contrato de vivienda. Han habido muchos cambios legislativos, pero siguen permaneciendo opciones realmente muy interesantes.

  • Propiedad: Si adquiriste una vivienda antes del 1 de enero de 2013, sigues teniendo derecho a deducírtela. Podrás aplicar una rebaja del 15 % pero con un máximo de 9040 € anuales. Para los casos posteriores a esa fecha, las deducciones han sido eliminadas.
  • Alquiler: Si estas de alquiler, con contrato anterior a 2015, puedes seguir desgravándote parte del gasto, siendo la cantidad máxima a desgravar un 10 % del total. A efectos monetarios, el máximo es igual al caso anterior, por lo que podrías llegar a ahorrar hasta 9040 €.

3-Solidaridad

Es una de las opciones más agradables de ahorro fiscal porque, además de ahorrar dinero, te sentirás bien por ser solidario con los más desfavorecidos. La agencia tributaria ha ampliado la bonificación para estos casos, situándola en el 75% para los primeros 150 € invertidos.

A partir de esa primera cantidad, la bonificación se rebaja a un 30%, lo que sigue siendo relevante y muy interesante. En el caso especifico de que hayas aportado durante 3 años a la misma entidad, el tramo de ahorro se aumenta a un 35 %.

4-Invertir en nuevas empresas

Se establece una bonificación del 20 % para inversiones en empresas de nueva creación, con un máximo para desgravar de 50.000 €. Sin embargo, esta deducción tiene su letra pequeña, y está condicionada a que la inversión se mantenga entre 3 y 12 años.

Es una muy buena opción ya que estás apostando por un nuevo negocio y ahorrando a la vez. Constituir una empresa es tarea complicada, por eso suelen buscar inversores que les ayuden a iniciar el proyecto.

Esperamos que con estos consejos puedas empezar a mejorar tu ahorro fiscal. No lo dudes, una buena Planificación fiscal puede marcar la diferencia.

Si necesitas saber más puedes consultar nuestro servicio de Planificación Fiscal.