El pasado día 21 de diciembre, y con efecto inmediato (a partir de enero de 2014), las empresas y los autónomos societarios verán aumentadas las bases de cotización a la Seguridad Social.

A la espera de ver cómo se concretan las medidas y cual es la aplicación que hace la Seguridad Social (que tiende a reinterpretar las leyes), os informamos de los principales cambios que dispone la normativa.

La nueva ley presenta dos novedades importantes:

1.- Una gran parte de percepciones salariales en Régimen General, que hasta ahora no cotizaban a la Seguridad Social (sobre todo conceptos sociales como guarderías, pagos en especies…), pasarán a cotizar y, por lo tanto, la empresa tendrá que pagar el correspondiente 30% de Seguridad Social.

2.- Los autónomos societarios (aquellos que lo son por el hecho de administrar una sociedad) verán aumentada la base de cotización de manera que la cuota mensual mínima pasará de los actuales 257€ a 314€.

Si necesitas saber más puedes consultar nuestro servicio de Asesoría Fiscal.